Y llegaste a tiempo - Abril Laínez



Primer libro que leo de esta autora, es autoconclusivo y tiene una trama de lo más original. Al principio, me he sentido un poco perdida, aunque no más que nuestra protagonista y es que la historia no es para menos. 

Alba sobrevivió a un accidente aéreo hace dos años, en realidad no se subió al avión pero sí que tenía el billete, lo que ocurrió fue que varios sucesos se dieron ese día y forzaron a que tanto ella como su madre perdieran el avión, que más tarde tendría un accidente y en el que mucha gente murió.

Eso hizo que Alba valorara su destino, pues estaba claro que tenía que haber sido eso. Está feliz con su vida, es secretaria de dirección en la empresa para la que trabaja, vive con su novio Carlos y tiene unas buenas amigas, con las que se va a Sevilla a pasar un par de días muy divertidos. Aún así, no lo tiene todo, lleva tiempo sin hablarse ni con su madre ni con su mejor amiga Lorena.

En Sevilla, se siente atraída por unas flores azules en una floristería y la dueña le ofrece un ramillete con dos de esas flores, que son sus favoritas y, aunque en un principio no lo quiere aceptar, ante la insistencia de la mujer, se lo queda. 

Lo que no se espera es que al día siguiente se despierta en una cama que no reconoce, en una casa que ya había vendido y que perteneció a su abuela, Carlos no aparece por ningún lado y cuando le llama, resulta que está viviendo en Londres, su madre la llama al móvil como si no llevaran años sin hablarse y Alba se siente totalmente perdida. Qué está pasando? No entiende nada! Y quién lo haría? Te imaginas que te pasa a ti?

Ella decide irse a Sevilla sin decírselo ni a su madre ni a Lorena, quienes no entienden qué le ocurre, para buscar a la señora de la floristería pues es lo único que le resultó extraño y quiere saber si ella podrá ayudarle a recuperar su vida. Aunque cuando llega allí no se encuentra con las respuestas que esperaba.

Ya en el tren de vuelta, conoce a un chico muy guapo que no duda en bajarse del tren con ella para ayudarla a recuperar su maleta, que ha sido lanzada por un energúmeno que también iba en su tren al andén. El problema es que en lo que ellos cogen la maleta, el tren se marcha dejándolos en tierra y sin muchas opciones. Ella no se pone ni colorada inventando una excusa para que el revisor les deje subir en el próximo tren con dirección a Madrid.

Su vida no puede haber cambiado más en dos años, por lo que a Alba no se le ocurre otra cosa que decir que se ha dado un golpe en la cabeza con la mesilla, para así convencer a su madre y a Lorena de que sufre amnesia y no se acuerda de nada de lo que la ha sucedido en esos dos últimos años.

Lorena la ayuda mucho hablándole de su trabajo, que sigue siendo el mismo pero con un nuevo jefe al que aún no conoce y de los viajes que ha realizado en ese tiempo. Su madre entra un poco en pánico y está totalmente justificado, porque la historia es de locos.

A su vuelta al trabajo se dará de bruces con la realidad y es que, aunque el trabajo es el mismo, los clientes y datos que ella recuerda no son los de esta nueva vida y se tendrá que poner al día lo antes posible. Menos mal que su ayudante es una chica encantadora que la ayuda mucho, lo que no lo hace tanto, es descubrir que su jefe es el chico guapo que conoció en el tren camino de Madrid y que sabe que ella miente más que habla, jajajaja.

El libro no tiene pérdida, te hará replantearte muchas cosas y aún así te hará reír bastante, pues la imaginación de Alba no tiene límites... 

Este libro tiene 451 páginas y está disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston