Pide un deseo - Elisabeth Gilmore


Seguimos con lecturas navideñas y esta vez de la mano de Elisabeth Gilmore, en una lectura compartida en instagram en la que lo he pasado en grande. Es un libro cortito que hará las delicias de los amantes de la magia de la Navidad en un paisaje nevado y al que no le falta de nada.
Abigail es la dueña de una empresa familiar de prestigio y, aunque quiere aparentar ser una mujer fría y sin escrúpulos pero nunca más lejos de la realidad, es una persona con un gran corazón. Eso sí, no le menciones la Navidad porque lo mismo te lanza una a una cada bola que decore el árbol, jeje.

Ahora que se acercan las fiestas navideñas ella quiere desaparecer e irse a una playa donde no haya gente cantando villancicos, así que quiere que todos sus empleados se den prisa en firmar los contratos pendientes para dejar todo el papeleo preparado antes de irse. Pero surge una complicación de última hora y es que hay un contrato que los podría colocar de los primeros del sector y su dueño no quiere firmar con nadie, ya le han ofrecido mucho dinero y ha rechazado todas las ofertas. 

Cuando ha intentado ofrecerle el contrato a los trabajadores que cree que le pueden persuadir, ellos lo han rechazado porque ya tenían alguno pendiente y la han retado a que sea ella quien vaya y firme el contrato antes de las navidades, si es que puede...

Otra cosa no, pero no hay reto que se la resista, así que no hay nada más que pensar. Le dice a su secretaria Lisa, que además es junto a Brenda, su mejor amiga, que se vaya con ella al hotel de Vermont donde tiene que conseguir el contrato. 

Nada más llegar, les recoge un chico muy guapo en una furgoneta bastante vieja y sucia, por lo que Abigail se niega a subir y decide ir andando, aunque sean unos cuantos kilómetros y está todo nevado. A cabezota no le gana nadie, sobre todo porque su ropa tampoco es la adecuada, será muy fashion pero está claro que en esos parajes necesita algo más de abrigo y calzado más cómodo.

Consigue llegar, aunque recibe algo de ayuda por el camino, y al ver el hotel se puede apreciar que muchas cosas están hechas a mano, es un lugar cálido, con muchas luces de navidad y un árbol en cada habitación para que la gente se deje llevar por el espíritu de esas fechas. Cosa que ella tiene claro que no piensa hacer.

Matt se ha sentido atraído por ella nada más verla, pero esos aires de superioridad y su frialdad al tratar a la gente le hace comportarse muy arisco con ella y querer provocarla a cada momento. Lo cual no hace más que llevarla al límite. 

Lisa está feliz de haber ido con Abby, pues ha conocido a un hombre perfecto. Al igual que Matt es muy atractivo, alto y simpático. Y ella está encantada conociéndole! A diferencia de su amiga, ella se lleva muy bien con todo el mundo, es muy agradable con todos y eso le da la facilidad de conocerlos un poco a más. 

Ella es la encargada de hacer ver a los demás que Abby no es tan arisca y desagradable como parece, que tiene un corazón enorme que no le cabe en el pecho y que daría lo que fuera por la gente que quiere, así que habrá que conocerla.

Todo esto mientras esperan para reunirse con el dueño de ese sitio encantador en mitad de la montaña nevada, pues aunque sabía que ellas iban a ir a reunirse con él, por lo visto está ocupado y tendrán que esperar allí. Así que Abby no tendrá más remedio que aguantar a su "querido leñador" unos cuantos días más mientras disfruta de sus fiestas favoritas, jajajaja

Os va a encantar, ya lo veréis! 

El libro tiene 156 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston