7 citas - Sylvia Marx


 

Conocí a esta autora porque organicé una lectura conjunta de este libro, para darle un empujoncito y que llegara a más gente. Me pareció una historia muy original y divertida que estaría genial leerla y comentarla con más lectores, no me equivoqué, fue una lectura muy amena en la que todos lo pasamos genial y le sacamos punta a todo.

Mireya y Bowie perdieron a alguien muy importante para ellos hace cinco años en un accidente de tráfico en el que él era el conductor y su novia Katia falleció, dejando a los dos desolados, pues ella era la mejor amiga de Mireya.

Aunque en un principio les pudo separar por el sentimiento de culpabilidad de él y el enfado indiscriminado de ella, el tiempo supo poner todo en su sitio y ambos se convirtieron en inseparables, en confidentes, en los mejores amigos que se puede ser, hasta el punto de conocer todo el uno del otro.

Ella hace un tiempo que se encuentra sola porque David, su ex, la dejó sin ningún tipo de remordimientos y aún no lo ha terminado de superar. Por lo que, cuando Marta, la que fuese su amiga pero que ahora es la pareja de su ex y vive en su antigua casa, la llama Mireya entra en shock y va corriendo a ver qué quiere de ella ahora, después de todo lo que ha sucedido entre ellas.

Tengo que reconocer que a mí Marta no me gustó desde que apareció, ¿tú podrías tener una relación con el ex de una de tus mejores amigas e irte a vivir a una casa de la que la han echado como si fuese un trasto que ya no fuese de utilidad? yo tengo claro que no, no podría mirar a la cara a mi amiga ni mirarme en el espejo antes de ir a dormir. Queda claro que hay gente para todo.

Veremos que luego Marta será uno de los personajes que más evolucionarán en el desarrollo de la historia. Su comportamiento va cambiando, aunque no las tengo todas conmigo de que ese cambio no se lleve a cabo por el interés y por no quedarse sola. Me sigue costando perdonarle lo que hizo, y eso que no soy una persona rencorosa! jeje

Bowie trabaja en un hotel y ella en una inmobiliaria vendiendo pisos, aunque últimamente no está pasando por su mejor momento y su trabajo está en peligro. Es verdad, que el carácter de ella no le ayuda para que pueda mantenerlo, pues no duda en salir con un chico que la pone a mil a enseñarle un local que no le corresponde y hacer cosas con él que no debería, pero que ya puestos a cualquiera nos hubiera gustado jajajaja

Al mismo tiempo, se tiene que ir del piso en el que estaba viviendo y se ve obligada a buscar un alojamiento rápido y que no le cueste muy caro, por lo que termina alquilando una habitación azul pitufo en un piso compartido con una chica majísima, menos mal que todo no iba a ser malo.

Necesita desahogarse con sus amigas y en uno de esos momentos, se enteran de que va a haber un concurso en la televisión, en el que varias parejas tendrán que pasar unas pruebas para ver cuánto se conocen y complementan, y la pareja ganadora recibirá 50000€!!!

Lo bien que la vendría ese dinero a Mireya con la situación tan lamentable en la que se encuentra, por lo que sus amigas, ni cortas ni perezosas, apuntan a Bowie y a ella al concurso sin decírselo, porque todas coinciden en que ellos se conocen mejor que muchas parejas verdaderas y creen que podrían ganar sin ningún tipo de problemas.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que ellos son sólo amigos, nunca ha habido nada romántico en su relación, ¿serán capaces de fingir lo que en realidad no son delante de las cámaras y ganar el concurso? Desde luego, si no lo intentan seguro que no, ¿qué pueden perder por intentarlo?

Este libro tiene 354 páginas y lo tenéis en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston