Un deseo para Navidad - Annabeth Berkeley


 

Buscando un libro navideño que leer en estas fechas me llamó la atención y, aunque en el grupo de lectura que estoy participando, al final no salió como favorito para leerlo, no me pude resistir y no puedo estar más contenta con mi decisión, me ha encantado el libro, la historia me ha enganchado desde el principio y me lo he leído del tirón.

Olivia Nielsen quiere que su hija Andy viva unas navidades especiales, va a ser la primera que pasen solas pues al día siguiente de navidad del año anterior su exmarido las dejó porque tenía una relación paralela con otra mujer y ahora, después de un año, va a tener un bebé con ella y no le viene bien llevarse a su hija para que pase las fiestas con él.

Lo que se planteaba unas fiestas en las que harían galletas, tarjetas, irían a patinar sobre hielo, decorarían el árbol, etc. cambia cuando en su trabajo le dan un ascenso y tiene que salir más tarde varias tardes, lo que dificulta pasar tanto tiempo como querría con Andy.

Trabaja en un bufete de abogados, pero hay novedades y es que el hijo del jefe ha venido a cubrir el puesto de su padre y ya en su primera mañana ha decidido prescindir de la secretaria personal de su padre. Mientras Olivia hablaba en la fotocopiadora con una compañera y amiga, aparece su nuevo jefe y les monta una buena bronca porque las acusa de perder el tiempo hablando cuando deberían de estar trabajando. Empezamos mal!

Robert Hamilton es el típico jefe malhumorado que cae mal de primeras por su actitud arrogante, pero también es un hombre muy atractivo que puede hacer desear tener algo más con él. Como diría la compañera de Olivia, es un hombre para tirarte a su cuello como loca, jeje.

Lo que a mí me ha resultado súper gracioso y culpable de que se me escapara una carcajada fue el muérdago, veréis que es uno de los grandes protagonistas sin quererlo en la relación que exista entre ellos dos. Os animo a que descubráis de qué estoy hablando!

Andy se hace muy amiga de Jeremy, un niño nuevo de su clase y al que le apasionan los cómics. Eso a Olivia le está encantado, pues ya no sólo disfruta por verla feliz con su nuevo amigo sino que ha motivado que quiera leer, aunque sean cómics. Gracias a esta amistad, podrá algunos días quedarse un rato más en el trabajo y no tener que enfrentarse más a Robert por querer salir del trabajo a su hora, pues la abuela de Jeremy le recoge cada tarde y si le avisa se puede llevar a los dos hasta que salga.

Espero que disfrutéis tanto como yo esta historia navideña, en la que no falta el amor pero con la que nos quieren hacer creer en la magia de la navidad. Y es que si deseas algo de todo corazón, es muy probable que tu deseo se cumpla ya que es Navidad.

Este libro tiene 169 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hasta que nuestra muerte nos separe - Ava River

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston