Sóplame aquí que en el otro ya me soplaron - Ángela de la Rosa


 
Con este título era difícil que no llamara mi atención este libro, y eso mismo es lo que ocurrió. Es verdad que pensé que me iba a reír de lo lindo con él, pero tiene más drama del que pensé en un momento, aún así, tanto la protagonista como su mejor amiga tienen algunos puntos de lo más divertidos.

La historia transcurre en Sevilla, una ciudad que he visitado muchas veces y que me encanta, qué razón tienen cuando dicen que "tiene un color especial", y allí vive Julia, una chica que, a pesar de haber estudiado para trabajar en alguna clínica de estética, por motivos varios termina trabajando en un bar.

Es una chica muy decidida, que no le tiene miedo a nada y eso me gusta, algo cabezota también, cuando algo se le mete en la cabeza no hay forma de sacarla de ahí, lo cual me parece estupendo, porque es su vida y ella decide lo que quiere hacer con ella.

Cuando decide que ha llegado el momento de buscar un trabajo en su sector, que para eso ha estudiado, no duda en ponerse manos a la obra y conseguir su trabajo soñado. A pesar de haber estado trabajando en un bar, se la nota que es una persona con empuje y con mucha entrega, eso hará que confíen en ella para darla la oportunidad de demostrar lo mucho que vale.

Forma un tándem perfecto junto a su mejor amiga Leti, son amigas desde siempre y se complementan genial, he pasado muy buenos momentos con ellas. Otro de mis personajes favoritos es la madre de Julia, ya que tanto ella como Leti son el apoyo incondicional que tendrá en sus momentos más difíciles.

En su camino se cruza Samuel, un chico en apariencia tímido pero que le dará más de una sorpresa, sobre todo porque no necesitará poner mucho de su parte, ya que él también se ha fijado en ella. Comienzan rápido una relación en la que la pasión será innegable.

El problema es que, a veces, el amor nos vuelve ciegos y no vemos las señales que nos avisan de que algo no es como debería ser. Julia descubrirá que hay secretos que al descubrirse cuesta olvidar. Eso sí, ¿hasta qué punto serías capaz de perdonar a alguien solo por el hecho de estar enamorada? ¿el amor es capaz de justificarlo todo?

Habrá momentos muy románticos y otros tantos más subidos de tono, viajaremos hasta Cádiz en más de una ocasión, pero también tendremos momentos de tensión, de traiciones, de drama... que harán que disfrutemos mucho más del libro. Las idas y venidas siempre hacen la trama mucho más entretenida, jeje. 

El libro tiene 337 páginas y sólo lo podéis encontrar por medio de la autora, su instagram es @soplameaqui

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Hasta que nuestra muerte nos separe - Ava River

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston