Solo tú puedes salvarme - Mary Fort


 

Este es el tercero de lo que yo creía que era una trilogía y que, nos hemos enterado de que no lo es. La verdad es que me alegro porque son unos libros que me están encantando. Esta autora me gusta muchísimo! y no sólo por su forma de escribir, que me atrapa en todas sus historias, sino también ella como persona. Te lo digo de nuevo, te I love you Mari!!!

Este libro, como podréis observar, una clara consecuencia de lo sucedido en los dos libros anteriores, donde la lucha y la acción no pararon. En este caso, la lucha será de un estilo totalmente diferente, ya que será más interna que con las espadas. Por lo que, en mi opinión, puede ser incluso más dañina.

Diana McCain es nuestra protagonista y, hace tiempo, decidió renunciar a sentir algo distinto a la repulsión por el género masculino. No tolera que le toquen y se mantiene lo más alejada de ellos que puede. Aunque esto no es algo que haya sucedido así como así, ella sufrió un episodio que la ha traumatizado, hasta el punto de vivir esos momentos cada noche en sus sueños.

Con la llegada de su hermano Edward y su mujer Elizabeth, también hará su aparición Thomas Furgerson, un buen amigo de su clan. Pero que a ella no le ha causado una muy buena primera impresión, a cada segundo parecía que se iban a hacer algo, y no precisamente bueno, el uno al otro.

Durante el tiempo en el que se queda en sus tierras, Thomas será el elegido para servir de protección y que nada les pase, por lo que pasarán algo más de tiempo juntos. Desde el principio, él se muestra reservado y su físico ayuda a que la gente le muestre ese punto de respeto, pues es muy alto y viril. 

Lo que me ha parecido alucinante es lo mucho que nos puede llegar a sorprender una persona, pues tras ese primer momento, en el que me parece un auténtico borde, va demostrando, poco a poco, lo mucho que esconde en su interior.

Al pasar tiempo al lado de Diana, se da cuenta de que ese rechazo frontal hacia los hombres es debido a algo que la atormenta y, cada vez, se va mostrando más dulce y atento con ella. Tiene una voz tan varonil que ella se va relajando en su presencia, sin entender por qué este hombre le afecta de esta manera.

Pero no todo será un camino de rosas, habrá alguien con un gran secreto, el mismo que Diana no puede descifrar en sus sueños, y que pondrá todo patas arriba. No es que a mí ese personaje me despertara demasiada simpatía, sin embargo, tampoco pensé que hubiese sido capaz de un acto tan atroz.

Lo mejor de este libro, es que la autora ha sabido dar respuesta a los momentos que dejó a medio contar en los dos libros anteriores. Lo cual nos ayuda a terminar de completar la historia, eso sí, sin que resulte repetitivo.

Ahora nos toca esperar a que saque el siguiente, yo ya lo estoy deseando!!!


Este libro tiene 285 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hasta que nuestra muerte nos separe - Ava River

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston