Desde donde se domine la llanura



Continuamos con el segundo libro de la ya comentada anteriormente saga de las guerreras Maxwell. Y tengo que decir, que al igual que con el primero, la historia te transporta a las Highlands y la historia te atrapa sin que puedas parar de leer. 

Esta vez nos centramos en la historia entre Niall McRae y Gillian McDougall. Su historia ha sido larga y con muchos contratiempos, han estado enamorados desde pequeños, pero cada vez que se ven no pueden controlar las ganas de discutir y de retarse, eso hace que la relación sea prácticamente imposible. En un momento dado, llegaron a estar compromentidos pero, justo antes de casarse, él se tuvo que ir a la guerra a Irlanda y ella se cabreó tanto que anuló el matrimonio y no quiso volver a hablar con él.

Ahora, a falta de unos días para el cumpleaños de Gillian, todos los jefes de los clanes amigos vienen para celebrar el bautizo del hijo de Axel (el hermano de Gillian) y Alana, entre ellos, como no puede ser de otra forma, se encuentra Niall, que ahora es el laird del clan McRae de Skye. Pero, cabezona como siempre, Gillian se niega a hablar con él, sino es para discutir o para mostrar su desprecio hacia Niall.

La cosa se complica cuando se enteran de que si antes del cumpleaños de ella no se ha desposado, se tendrá que casar por un tipo sumamente desagradable por una promesa de sus padres. Entre todos intentan evitar que esto suceda, pero ¿podrán hacer entrar en razón a Gillian y a Niall para que no echen a perder su futuro? ¿dejará ella de ser tan caprichosa y le perdonará? ¿él dejará de ser tan orgulloso y admitirá que sigue loco por ella?

La historia me ha encantado, es muy fácil de leer y creo que os va a gustar mucho! Se pueden leer totalmente independientes, porque aunque hay personajes que van apareciendo en todos los libros, la historia no tiene nada que ver. 

Continuará...

Comentarios

  1. Hola

    Como ya comenté en la primera que estaba leyendo la tercera, pues tengo que decirte que ya he leído también la cuarta. Eso te demuestra lo interesante que me parecen las historias de las guerreras



    No añado nada para no dar ninguna pista

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El duque y yo - Julia Quinn

Ningún mar en calma - Calista Sweet