Ni se te ocurra


Aquí tenemos otra novela de Gema Samaro y aunque no me he reído tanto como con la de Mientras te esperaba, lo cual no es difícil porque con esa lloré y todo de la risa, hay que reconocer que tiene muy buenos puntos, sobre todo al principio.

La protagonista es Bárbara, una ortodoncista, que decide irse a Australia porque se va a casar con Alex, un chico al que conoció estando de vacaciones y que no tiene miedo al compromiso. Lo contrario que le ocurre a su jefe Gustavo, con quien tuvo una relación si se le puede llamar así porque a él, comprometerse o abrirse sentimentalmente hablando, no le sale.

Bárbara decide presentarle una carta de renuncia en el trabajo porque en un mes se va para casarse y eso, a Gustavo, no sólo no le gusta, sino que decide que no puede ser. Tendrá que poner todo su empeño para que ella cambie de opinión y se quedé con él en Madrid. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar por ella? ¿Será capaz de abrirle su corazón? 

Y Bárbara tendrá que tomar decisiones, porque en Australia tiene un chico, que dice que la ama, esperándola para casarse y tener hijos... Ya no es sólo que Gustavo cambie, incluso cambiando es ella quien tiene que decidir si le sigue amando o eso ya es historia del pasado. ¿Qué decisión tomará? Tenéis muchas cosas por descubrir en este libro.

Por otro lado, está Laura, la mejor amiga de Bárbara y compañera en el trabajo, ella es la higienista dental. Laura tiene un rechazo al compromiso, casi tan grande o más, que el de Gustavo. Rufus es su "novio", es de Dublín y decide venirse a Madrid para estar con ella, pero aunque ella sabe que ama a Rufus tanto como él a ella, no puede decírselo ni dar el paso. Así que decide irse con Bárbara a Australia para poder olvidarse de él. ¿Dejará Rufus que Laura se vaya? Por no hablar de su abuela Saturia, que vive con ella, y está más que deseosa de que ellos estén juntos. Me encanta su abuela...jajajaja

Espero que descubráis esta historia, que representa la vida misma, porque cuántas veces no habremos perdido grandes oportunidades por el miedo a que la otra persona no sienta lo mismo o nos hagan daño. Me ha gustado mucho porque sirve para analizar a fondo nuestro comportamiento en cuanto a las relaciones y a cómo nos ofuscamos cuando tenemos miedo, aunque los de alrededor nos digan lo contrario, hasta que algo en tu mente no cambia, no eres capaz de verlo; es como darse golpes con la pared una y otra vez!

Comentarios

  1. Hola


    Hay veces, que hay personajes que no son los protagonistas, pero tienen un no sé qué, que te dan ganas de darles un abrazo, como a Saturia y a Lucas

    Me gustado mucho

    Gracias Estrella

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El duque y yo - Julia Quinn

El último baile - Marisa Sicilia

Te lo dije - Megan Maxwell