Los príncipes azules también destiñen


Hoy vamos a comentar otra de las muchas novelas de mi querida Megan Maxwell, cuanto más leo de ella más me gusta. Me declaro FAN, jeje.

La historia se centra en Sam y Kate, una pareja que rápido se da cuenta de que su amor es especial. Gracias a eso, forman una familia y todo parece perfecto... Ellos viven en Nueva York, tienen una casa, montan un bufete de abogados juntos, tienen dos hijas maravillas... Hasta que pasados unos años, algo sucede en Philadelphia y todo se tuerce. 

Tendrán que hacer de tripas corazón y valorar hasta que punto su amor es verdadero para luchar por él o tirar la toalla. ¿Hasta dónde somos capaces de perdonar los errores del otro? Esa es una pregunta que seguro se os pasa por la cabeza cuando descubráis lo que sucede. 

La otra historia que, aunque sea secundaria, también es importante es la de Terry y Michael. Ella es la hermana de Kate y Michael es el mejor amigo de Sam, aunque ellos se consideran como hermanos; ¡qué poco importan los lazos de sangre cuando queremos tanto a alguien!  

Entre ellos surgen chispas a cada momento, pero el carácter fuerte de los dos les complica la vida una y otra vez. Debo reconocer que el carácter de Terry es muy muy peculiar, a veces hasta pienso que algún tornillo se le ha perdido, jajajaja. No filtra ni un poquito, reacciona sin pensar y eso es fatal para el día a día. 

Os animo a que descubráis esta novela que creo os va a encantar, Tiene mucha chispa, es divertida aunque tiene sus toques de drama. ¡¡¡A mí me ha fascinado!!!

Comentarios

  1. Hola de nuevo

    Bueno que historia de amor más bonita, tengo que decir que he reído me he emocionado y se me ha escapado alguna lagrimilla.

    No puedo dejar de mencionar a Serena que me ha parecido fantastica, como madre, abuela, y suegra, no sigo para no desvelar nada más..


    Hasta la próxima

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El duque y yo - Julia Quinn

Ningún mar en calma - Calista Sweet