Mientras te esperaba


Menudo descubrimiento ha sido este libro, nunca había leído nada de Gema Samaro pero tengo que reconocer que estoy encantada. Ha sido de lejos el libro más divertido que me he leído!!!

La historia se centra en Eduardo, un profesor universitario amargado, huraño, borde... (cualquier adjetivo que vaya por ese camino le describe perfectamente, jeje) no tiene filtro a la hora de decir las cosas a los demás. Algunos dirían que es sincero, pero hay una línea que traspasa la sinceridad para convertirse en desagradable. El caso es que cuanto más le vas conociendo más gracia te hace, al final hasta te cae bien jajajajaja. Eduardo tiene un gato, según él, su gato Blas es como él, pero tras una mala contestación de su dueño, aprovecha una ventana abierta para escaparse. Eduardo está fatal porque con Blas es con el único que se lleva bien y al único que considera su verdadera familia. 

Toda su vida se ha puesto patas arriba porque su madre, una diva muy conocida, se ha roto un dedo y ha decidido pasar las navidades en su casa; y él odia las navidades!!! Pero lejos de acabar así la cosa, también le llama su padre para decirle que tanto él como sus cuatro hermanos van a pasar también las navidades en su casa. Menudo cabreo tiene Eduardo, con Blas desaparecido y toda su terrorífica familia en casa, jeje.

En todo este embrollo, aparece Soraya, una fotógrafa soñadora, empática y a la que le encantan las lunas. Ella se encuentra a Blas en el retiro mientras estaba haciendo fotos y llama a Eduardo porque ha visto los carteles de "Se Busca" para decirle que ha encontrado a su gato. La actitud de Eduardo chocan con la forma de ser de Soraya, que no entiende cómo puede ser que el dueño de un gato tan cariñoso y agradable sea tan borde. No le aguanta pero por accidentes que siempre suceden y más en este tipo de novelas, descubre que puede ser borde pero que da unos besos espectaculares... 

Os animo a adentraros en esta historia que se podría definir "de locos" para pasar un buen rato y poder reíros como nos hace buena falta en estos tiempos que corren...

Comentarios

  1. Hola otra vez

    Bueno, bueno, hacia bastante que no me reía tanto, me ha parecido la historia más divertida.

    Como puede ser un profesor de Universidad tan infantil en cuestiones personales y tan borde como Eduardo, tienen más madurez sus hermanos pequeños que él.

    Y Blas es el protagonista indiscutible de esta novela.


    Estrella gracias.

    ResponderEliminar
  2. Cómo me alegro de que te estén gustando los libros que voy recomendando, ese fue el principal motivo de abrir el blog, conseguir que la gente disfrute leyendo tanto como yo. Desde luego con este libro las risas estaban aseguradas, jeje.
    Espero seguir recomendando libros que os gusten.
    Un saludo y gracias a ti por tus opiniones!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El duque y yo - Julia Quinn

Ningún mar en calma - Calista Sweet