Los Radley - Matt Haig


 
Y por fin llegó la noche más terrorífica del año, la noche de Halloween. Se te ocurre un plan mejor que leer una historia de vampiros de lo más original? Para quien le gusten este tipo de personajes, os diré que en este libro se da una visión un tanto diferente a lo que se nos tiene acostumbrados.

Es un libro muy divertido, con capítulos muy muy cortos, hasta el punto de que algunos son una sola página, lo que facilita mucho su lectura y hace que lo disfrutes más. El narrador es en tercera persona y nos va contando la visión de cada uno de los personajes principales.

Los Radley son una familia de vampiros que han decidido vivir una vida normal rodeados de los humanos y comportarse como ellos, sin caer en la tentación de la sangre, aunque sus instintos más primarios no hacen más que intentar que caigan en ella.

Los padres ya llevan un tiempo cumpliendo con las reglas que ellos mismos se han interpuesto, la cuestión es que los hijos, en plena adolescencia, no tienen ni idea de lo que son en realidad, y eso puede ser un arma de doble filo, pues no saben que deben tener mucho cuidado.

Clara y Rowan creen que tienen una enfermedad en la piel, que les obliga a ponerse protección solar extremadamente alta y tener cuidado con exponerse demasiado tiempo al sol. Y no se les ocurre dudarlo, pues ese diagnóstico lo han recibido de su padre y es médico, por lo que si él lo dice será que es eso lo que les ocurre.

La cuestión es que ahora Clara ha decidido cambiar la dieta alta en carne roja que llevan en su familia para convertirse en vegana, no quiere comer nada que tenga que ver con animales, pues le parece una salvajada pudiendo comer otro tipo de alimentos igual de saludables o incluso mejores. 

El caso es que desde que ha decidido ser vegana no se encuentra bien, no hace más que vomitar, se siente muy débil y está afectando a su día a día. Nadie sabe qué le ocurre ni qué solución tiene su problema.

Rowan por su parte está teniendo muchos problemas para dormir y cuando termina de comer siempre se queda con hambre, es como si comer no le llenara y cree que es cuestión de la cantidad de comida. Es un chico considerado el rarito por sus compañeros del instituto, sobre todo por dos de ellos que no hacen nada más que intentar darle problemas una y otra vez.

Pete y Hellen no están atravesando por su mejor momento, él intenta por todos los medios un acercamiento con su mujer, pero la siente distante y eso le está pasando factura también a él. Una de las cosas que están provocando muchas discusiones entre ellos es el hecho de que Pete cree que deberían ser sinceros con sus hijos para que así puedan estar preparados en caso de que algo se tuerza, sin embargo su mujer cree la teoría de que si nunca prueban la sangre y llevan ese estilo de vida humana, prevalecerá la rutina a su esencia. 

Aunque las cosas no suelen ocurrir como las planeamos y, en una fiesta que celebran los chavales del instituto, a la que acude Clara con su mejor amiga Eve, todo se tuerce de forma irremediable y deberán tomar medidas extremas. Hasta el punto de que Pete llama a su hermano Will, un vampiro que no pone ningún tipo de freno a su sed y a quien Helen no quiere cerca, por lo que despierta en ella cuando está delante.

Conseguirán llevar el estilo de vida que siempre han querido o tendrán que aceptar lo que son y adaptarse a una nueva vida? No os lo perdáis!!

El libro tiene 488 páginas y lo tenéis en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston