Bongo: el sentido de la vida - Carmen R. Dona



No conocía a esta autora de antes, no había leído ninguno de sus libros y, aunque me gusta leer los libros en orden, ya lo sabéis, en este caso, he comenzado con el cuarto libro, que es con el que se termina esta serie. Los libros son autoconclusivos, cada uno tiene su historia, pero los personajes pueden aparecer en los otros. Y eso es lo que ocurre con Mario, el protagonista, quien aparece en los libros anteriores y llamó poderosamente la atención, reclamando su sitio y poder contar su historia.

El libro consta de dos historias, la de Mario en la actualidad y la de sus padres en el pasado. Se van alternando, por lo que hay que estar atentos para no perdernos ningún detalle. A mí al principio me ha costado y cuando ya he entrado en la historia la he disfrutado muchísimo.

La historia de Mario no comienza en uno de sus mejores momentos, padece una enfermedad de la que no sabe si podrá salir airoso, pero en su cabeza, lo que menos le preocupa es su enfermedad, él lo que echa de menos es su relación con Marzie.

La ruptura con ella es algo que no ha logrado superar, sobre todo, porque en ningún momento ha dejado de quererla. Lo que él no sabe es que ella aún se acuerda de lo que tuvieron, aunque un compañero suyo de trabajo la llega a hacer dudar sobre si lo que debería hacer es olvidarle y ser feliz de nuevo.

Por otro lado, conoceremos la historia de los padres de Mario. Esta parte me ha resultado muy emotiva, tiene momentos muy duros, ya que Sunyi era bailarina en un club y no todo lo que recibía eran buenas palabras y respeto. Algunos hombres que visitaban dicho club con asiduidad se creían con el derecho de menospreciarla como mujer por el hecho de estar bailando con poca ropa y encima ser tan atractiva.

Entre dichos clientes aparece Daiki, un hombre muy atractivo que le atrapa con su mirada, aunque le rechaza en un principio cuando le ofrecen tener una cena con él a solas, ya que piensa que busca lo mismo que todos los demás y ella no está dispuesta a tener sexo con nadie solo por su trabajo.

Por acontecimientos del destino no muy agradables, terminan conociéndose, pero el trabajo de ella no será el impedimento en su relación, sino el padre de Daiki, ya que él es de Dubai y su familia pertenece a una cultura en la que los matrimonios por conveniencia es algo natural, dando igual el punto de vista de las personas que se vayan a casar.

Puede parecer que las dos historias están separadas, ya que sabemos que una es en el pasado y otra en el presente, pero hay que tener en cuenta que el final de la historia de sus padres tendrá su efecto en la vida actual de Mario.

Otro personaje que me ha encantado es David, un buen amigo de Mario, ya que con él damos valor a esas relaciones de amistad donde eres capaz de darlo todo por el bien de las personas que quieres y que se han convertido en parte de tu familia.

Por remarcar algo más, diré que se muestra un gran amor por los animales, sobre todo los caballos, que tendrán mucha importancia en la historia, ya que se muestra la importancia que tienen en algunas terapias. Ya lo había oído más veces, pero me gusta que se le dé visibilidad.

El libro tiene 449 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Comentarios

  1. Muchas gracias por estas bellas palabras. Se me han puesto los pelillos de punta. Es un libro que escribí en plena pandemia con todos los sentimientos a flor de piel. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Veneno en tu piel - Kristel Ralston