Una prueba de amor - Megan Maxwell



Por fin llegamos a la quinta entrega de esta saga tan interesante y así podremos leernos la sexta novela que ha salido ya a la venta, estoy deseando comenzar con esa nueva historia de Megan Maxwell. Esta vez mezclamos a noruegos con escoceses y esa mezcla puede ser explosiva. Los que ya habéis leído alguna reseña mía conocéis mi predilección por todo lo que tenga que ver con escoceses, pero los vikingos también tienen un hueco en mi corazón. 

Demelza es una joven pelirroja, hija del amor que surge entre un vikingo y una escocesa. Su padre como buen vikingo le enseña a ser una guerrera, pero su mujer Urd que no es la madre de ella, no acepta en ningún momento a esa niña y hace todo lo posible para librarse de ella, hasta forzar el matrimonio con un hombre que nada tiene que ver con Demelza. Viggo le hace pasar los peores meses de su vida, la toma a la fuerza y le pega unas palizas que no todas aguantarían, hasta que casi la mata y eso hace que Demelza se refugie en su familia y pueda conseguir el divorcio. 

Llega el día de la boda de su hermana Ingrid con Harald, el amor de su vida desde que eran niños. Están todos emocionados por esta unión. Pero antes de que termine la noche todo se tuerce y Demelza tiene que huir si quiere vivir. 

En su huida, junto a Hilda, la mujer que ha ejercido como su madre desde siempre, son secuestradas por unos escoceses y terminan en Escocia vendidas como esclavas junto a una chica de la que no saben nada más que se llama Brenda y que es una llorona que sólo se preocupa por su pelo. En ese momento, las vidas de Aiden McAllister y Demelza se entremezclan. Unas veces son ellos los que las salvan y otras son ellas, pero parece que su destino está unido y no dejan de cruzarse sus caminos una y otra vez.

Aiden y su gran amigo Alastair odian a los vikingos, por lo que ellas guardan el secreto de su procedencia. Aiden siente una gran atracción por Demelza, algo que nunca ha sentido por ninguna mujer, pero también está intrigado por sus ojos, es la primera vez que conoce a alguien a quien le cambia el color de los ojos según su estado de ánimo. Además él se dedica al mundo de los caballos y ella parece tener una conexión especial con ellos. 

Es una historia muy emocionante que no te permitirá parar de leer. Tiene sus momentos duros, pero también momentos divertidos y mucho amor. Ahora habrá que seguir leyendo el nuevo libro para ver cómo continúa esta saga de Guerreras Maxwell.

Continuará...
 

Comentarios

  1. Hola

    La verdad que las historias de las guerreras me encantan, porque han pasado siglos, años y todavía hoy , sigan algunos hombres creyendo que les pertenecemos y puedan matarte de una paliza.

    Las guerreras como las ha bautizado Megan, animan a seguir luchando.

    Esperando que publiquen la sexta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El duque y yo - Julia Quinn

Ningún mar en calma - Calista Sweet