Siempre seré tu hogar - Christine Tales


 

Lo primero de todo, quiero agradecer a Christine Tales por la confianza que ha depositado en mí al incluirme dentro de sus lectores cero. Ya me gustaron sus primeras tres novelas y ésta no podía ser menos, sobre todo porque da respuesta a preguntas que me dejaron en vela tras terminar los anteriores. Creo que la experiencia es un grado, siempre lo he pensado y, aunque todos me han gustado, hay que reconocer que hay una evolución muy positiva en su estilo de escritura. Ya estoy deseando leer más libros suyos y, como dice ella, descubrir las historias de personajes que comenzaron como secundarios pero que han ido cogiendo protagonismo a lo largo de la saga.

Volvemos a tener como protagonista a Dianne, quien luchó por el amor de Eros en el primer libro contra viento y marea. Fue un libro lleno de emoción, porque no le falto de nada, ni esa relación tan bonita por la que merece la pena luchar, ni complicaciones que no nos suelen ocurrir, como el hecho de que te secuestren o que te peguen un tiro. Por lo menos a mí nunca me ha pasado, jeje.

Ahora ya recuperada, deciden irse a Italia con guardaespaldas a que Eros se prepare para poder matar a su padre y así vengarse por todo lo que les ha hecho pasar. Pero, eso es un arma de doble filo, porque según él se toma más enserio los entrenamientos, ella se siente más sola y abandonada.

Dianne le pide ayuda a su guardaespaldas para que la inicie en la defensa personal, porque no puede pretender que Eros siempre la proteja en caso de que les ataquen, sin tener en cuenta, que ahora él no suele estar y así sería imposible que esté allí si algo la sucede. Gracias a esos entrenamientos, ella va cogiendo fuerza y soltura a la hora de defenderse.

Pero no todo es salvar una vida, también hay que vivirla y Dianne cree que desde que se mudaron a Italia Eros se ha obsesionado con su venganza y se ha olvidado de estar con ella, se siente fatal y no hay nada peor que una mujer con sentimiento de abandono y con mucho tiempo libre. Según mi opinión, si nos dan demasiado tiempo para pensar y más si encima nos sentimos decepcionadas, no se nos puede ocurrir nada bueno, jajaja. Una de las sorpresas que tiene este libro es lo que se le ocurre hacer a Dianne con su tiempo libre… 

Eros no es,  ni de lejos, consciente de lo que le está pasando a Dianne por la cabeza. Él cree que lo importante es encontrar a su padre y matarle, para quitarse esa amenaza de encima. Pero, a su vez, pasa interminables jornadas de entrenamiento y cuando sale, más de un día se va a tomar algo para desconectar y ahí sí que se va a liar, ¿podéis imaginar qué pasará?

Esta vez no habrá un secuestro como tal, más bien será una huida donde todos se echarán de menos, donde los que menos nos esperamos unirán sus fuerzas y donde la familia tomará un nuevo significado. 

Os animo a descubrir el cierre de una historia a la que no le falta de nada, con la que lloraréis, no podréis parar de reír, y os atrapará sin daros cuenta.


Este libro tiene 343 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Siempre seré tu hogar - Christine Tales

Comentarios

Entradas populares de este blog

En jaque - Teresa Greco

Hasta que nuestra muerte nos separe - Ava River

Mi mejor error - Gema Samaro