Una terapia explosiva - Paloma Gallardo Morera


 

Definiría este libro como diferente, ya que al tratar el tema de las terapias psicológicas desde una perspectiva tan cercana, podría hacer pensar que puede ser de autoayuda; sin embargo, tiene una gran carga dramática, no deja de ser una novela, eso sí, el humor no falta y seguro que alguna carcajada se te escapa.

Al principio me descolocó un poco, pues son muchos personajes y va mezclando momentos, lo que dificulta un poco entrar de lleno en la historia, necesitas avanzar un poco más para que todo vaya cuadrando en tu cabeza y, es ahí, cuando ya no puedes levantar la vista.

Sorprende la cantidad de temas complicados que trata la autora en tan pocas páginas, aun así, me ha sabido a poco, yo le habría puesto unas cuantas páginas más sin dudar. Espero poder leer más en un futuro no muy lejano.

Marga no es una mujer cualquiera, tiene serios problemas que lleva intentando solucionar mediante terapia con su psicóloga, pero han pasado meses con sesiones en las que no ha obtenido ningún resultado. Ambas están frustradas y no saben muy bien qué más hacer.

Así que su psicóloga la recomienda que acuda a una terapia de hipnosis regresiva con el doctor Román, las sesiones se realizan en su casa, algo que a ella no la termina de convencer, pues es el lugar donde se encuentra bien y no le gusta que entren extraños. Hay que decir que tampoco es que le sobre el espacio, pues tiene la casa llena de cosas.

Durante las sesiones con Román se dan comportamientos por parte de él que generan cierta desconfianza en ella, lo que no la deja relajarse como debería y, no solo eso, sino que su estado emocional estará peor que nunca, llegando a hacer cosas de las que después se puede arrepentir.

Descubriremos la historia de Marga, pero no solo la suya, sino también la de su familia y todo lo que eso la ha afectado a lo largo del tiempo. Tengo que reconocer, que por extraño que parezca, he logrado empatizar mucho con ella, y eso que al principio ha conseguido dejarme con la boca abierta en más de una ocasión.

Y, aunque pueda parecer mentira, hay hasta una persecución de lo más cómica...

El libro en general es duro, los temas que trata son muy complicados, sin embargo, la autora ha conseguido que sea una lectura muy ágil y, por momentos, hasta divertida. Creo que merece la pena leerlo y espero que se anime a escribir más libros así!

El libro tiene 161 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:

Una terapia explosiva



Comentarios

Entradas populares de este blog

200 mariquitas en medio de un tsunami de 138 grados - Mili Garrardo

El demonio escocés - Sarah McAllen

Sinuosa tempestad - Kristel Ralston