El libro de la sacerdotisa - Lena Valenti


 

Vamos a por el segundo libro de esta saga que cada vez me está enganchando más, ni de lejos pensé que me fuera a gustar tanto, pero estas historias que mezclan lo paranormal con la pasión ardiente me están encantando.

Los protagonistas de este libro son Ruth, la mejor amiga de Aileen, y Adam, el chamán del clan Berserker. Ya desde el primer momento en el que sus caminos se cruzaron en un ataque de New Scientist, algo especial surgió entre ellos. Pero, de la noche a la mañana, eso cambió y Ruth está muy confundida. 

Ella se siente atraída de una manera especial por Adam, aunque no está dispuesta a confesar hasta que punto porque eso le daría poder sobre ella y no lo va a consentir, pero sin saberlo, Adam la trata como si fuese la persona que más odia en el mundo y no puede llegar a entender por qué. Por si fuera poco, desde que dejó Barcelona para apoyar a su amiga, ha vuelto a oír voces en su cabeza. Es algo que le ocurría cuando era pequeña y sus padres la drogaban con pastillas y le practicaban exorcismos. Por eso y mucho más, ella se cambió el apellido y se independizó para no tener que volver a tener relación con sus padres.

Adam por su parte, perdió a su hermana hace ya 7 años, aunque en su pérdida no le dejó solo, si no que ahora tiene a su cargo a sus sobrinos, dos gemelos adorables pero, que como es lógico, necesitan que les cuiden y les quieran. Por eso, Adam hace tiempo que decidió que debería emparejarse con Margööt, una berserker que trabaja en la escuela del clan y que cuando lo necesita cuida de Liam y Nora como si fuese de la familia. 

El problema es que Adam, como chamán, tiene el don de la visión y, desde su encuentro con Ruth, no ha conseguido dormir en condiciones porque no hace más que tener un sueño repetitivo en el que ella sujetando un arco, le dispara una flecha y le mata. Por eso, cada vez que la ve le hierve la sangre de desconfianza y odio, junto al hecho de que despierta en él un deseo que Margööt nunca ha conseguido.

Así que, con la intención de frenar la profecía o demostrar que Ruth no es una persona de la que se puedan fiar, le pide a Ash, el líder del clan, que le deje encerrarla hasta que pase el momento de la visión. Aileen, como es normal, no está para nada de acuerdo porque sabe que Adam no aprecia a Ruth, pero no le sirve para nada negarse porque Ash concede la petición de Adam y deja que se la lleve a su casa. 

Allí, la encierra en el sótano, donde a veces hacen interrogatorios y la droga para que permanezca dormida hasta que el momento decidido pase. El problema es que a los enemigos les da igual si tienes un problema que solucionar, por lo que mientras Adam y Ruth están drogados, los enemigos aparecen en su casa para atacarles.

Gracias a ese ataque, Liam y Nora adoran a Ruth, que resulta ser mucho más de lo que todos piensan en un primer momento. A partir de ahí, les toca luchar por ellos y por toda la humanidad. Es una historia muy interesante en la que casi nadie es lo que parece, sigue habiendo mucha acción pero también mucho deseo y pasión.

Continuará…


El libro tiene 580 páginas y lo tenéis disponible en kindle. Os adjunto el enlace:


Comentarios

Entradas populares de este blog

En jaque - Teresa Greco

Te lo dije - Megan Maxwell

Una apuesta peligrosa